15 Dic

Tu nevera: La clave es la puerta

La puerta: es la clave.

La puerta es la clave del ahorro. Tienes que asegurarte de que cierre herméticamente así ahorrarás energía y tu nevera durará más tiempo.

Aseguraré que los empaques herméticos estén en buen estado, para eso pon una hoja de papel al cerrar la puerta; si se cae o se desliza hay que cambiar los empaques herméticos.

Para no abrir la nevera más tiempo del necesario, piensa antes qué vas a sacar y ten organizada la comida de tal manera que la que uses más frecuentemente este a la mano.